Otto Wagner: El arquitecto de Viena

published on 29 de junio de 2022

¿Te has dado cuenta?

Es imposible escapar de sus edificios dentro de la ciudad y aún más difícil no admirar su belleza. Si alguna vez ha visitado Viena o ha visto algo relacionado con ella, seguramente le vendrá a la cabeza el estilo de Otto Wagner: el maestro de la arquitectura vienesa.

Figura central de la arquitectura de su país, partió de la tradición para evolucionar hacia tendencias cada vez más avanzadas, primero el modernismo y finalmente la arquitectura en acero y cristal, con la que revolucionó la arquitectura austriaca. Pero para conocer los edificios hay que conocer primero al hombre que los hizo.

Historia

Comenzó sus estudios en la Technische Hochschule de Viena y los completó en la Escuela de Arquitectura de la Academia de Viena. En su primera etapa realizó numerosos edificios en Viena (algunos de ellos por encargo del emperador Francisco José de Austria), claramente vinculados al estilo tradicional. En 1890 se le encargó el plan de expansión de la ciudad, pero su proyecto sólo fue seguido en la parte referida al área metropolitana.

A partir de 1898, aproximadamente, comenzó la renovación estilística que iba a suponer un revulsivo en su país. Obras características de esta etapa son la estación de metro de Karlplatz, plenamente en el estilo de la Secesión vienesa, y la famosa Majolika Haus, con una fachada de gran sencillez de líneas, pero animada por una vibrante ornamentación.

Más tarde se inclinó por una arquitectura que se expresaba "a través de los principios constructivos y el uso honesto de los materiales", como defendía en la famosa primera lección del curso de arquitectura que impartía en la Academia de Viena. Entre sus obras de esta segunda etapa destaca la Caja Postal de Viena. Ya era un creador consagrado cuando encabezó el movimiento vienés de renovación arquitectónica, y no dudó en comprometer su prestigio para apoyar a los jóvenes arquitectos que abrazaban las nuevas tendencias.

Los edificios

Hacer una lista de las 10 mejores creaciones de Otto Wagner parecería poco sincero. Cada una de las que se levantan hoy en Viena recuerda a todos los residentes y visitantes que la ciudad tiene una identidad única entre las demás ciudades de Europa. Al mismo nivel que Londres, París y Berlín, Viena ocupa un lugar especial en los corazones de quienes la visitan gracias a la impresionante mente y creación de Herr Wagner.

Iglesia de San Leopoldo

Uno de los edificios art-nouveau más importantes del mundo, la Kirche am Steinhof, también llamada Iglesia de San Leopoldo, es el oratorio católico romano del Otto-Wagner-Spital de Steinhof en Viena, Austria.

Caja de Ahorros Postal de Austria

También conocido como Österreichische Postsparkasse en alemán, este edificio es un testimonio de la practicidad de Oatto Wagner, así como de su uso de la estética. Se encuentra en el distrito 1, cerca de la estación U4 Schwedenplatz y del Canal del Danubio.

Las muchas, muchas estaciones de metro

Pabellones de Otto Wagner en la Karlsplatz

Lo que hace que el estilo de Otto Wagner sea tan persistente y fuerte en toda Viena es el hecho de que muchas de las estaciones de metro, especialmente en las líneas U6 y U4, están diseñadas por él o tienen su estilo directamente copiado de él. Si alguna vez has cogido o piensas coger el metro en Viena, sin duda verás las huellas de Wagner por todas partes.

Los pabellones de Otto Wagner en Hietzing